Jon Iker Etchegaray Langley, Generación 2004

Al egresar del Colegio Americano, Jon Iker Etchegaray estudió en Boston University su carrera de biología. Obtuvo becas de aproximadamente $29,000.- dólares por año. Se graduó en el 2008 y continuó sus estudios ahí en un programa combinado de maestría y doctorado en neurobiología. Ya es candidato de doctorado o sea que ya tiene aprobada su investigación personal. Jon Iker trabaja bajo el tutelaje de la Dra. Kim McCall estudiando los efectos de las células glía sobre los procesos neuro-degenerativos del cerebro. Esta investigación podría ser de mucho beneficio en los casos de Alzheimer y la enfermedad de Parkinson, puesto que se cree que estas células están involucradas en ambos procesos.

El Colegio Americano me otorgó la mejor educación que pudiese haber recibido a nivel preparatoria puesto que me enseñaron a analizar y pensar críticamente y a manejar situaciones conflictivas de manera positiva.
– Jon Iker Etchegaray Langley

Recientemente Jon Iker atendio a la “Global Young Scientists Summit” (Convención Mundial de Jóvenes Investigadores y Científicos). Esta convención se lleva a cabo por invitación directa a las universidades más prestigiosas del mundo; cada universidad convocada selecciona a los 2 o 3 jóvenes investigadores más sobresalientes de su equipo. En esta ocasión acudieron 350 científicos de todo el mundo: Estados Unidos, Japón, Alemania, Inglaterra, Francia, Israel, China, Australia y del Asia pacífico. Entre las universidades invitadas por los organizadores se cuenta a la Universidad de Boston con 2 representantes, uno de los cuales fue Jon Iker Etchegaray Langley. Jon fue el único latinoamericano asistente a la convención y también fue invitado a conocer personalmente al Primer Ministro de Singapur, en su calidad de representante de la Universidad de Boston, debido a la relevancia de sus investigaciones en materia biológica.

Jon Iker nos comenta que el Colegio Americano le otorgó una muy buen experiencia educativa. “En general, los maestros fueron muy buenos y los programas muy completos. El tamaño de las clases permitía que uno tuviese interacción personalizada con cada maestro de manera continua. Dice, “El Colegio Americano me otorgó la mejor educación que pudiese haber recibido a nivel preparatoria puesto que me enseñaron a analizar y pensar críticamente y a manejar situaciones conflictivas de manera positiva.”


Luciano DiTacchio, Generación 1994

Luciano DiTacchio, egresado del American School de Puerto Vallarta, forma parte de un equipo de investigadores del Salk Institute for Biological Studies que recientemente ha descubierto un gen responsable de “encender” nuestro reloj biológico cada mañana.

¿Alguna vez te has despertado en la mañana, justo antes de que el despertador empiece a sonar? El biólogo Satchidananda Panda y su asociado postdoctoral Luciano DiTacchio han descubierto un gen que despierta a la gente de manera similar a una llave prendiendo un coche. El gen, es una molécula llamada JARID1a que activa el gen Periodo, un componente básico del reloj bilógico de las personas.

Células "Reloj maestro" - Salk Institute

Células “Reloj maestro” – Salk Institute

Luciano DiTacchio creció en Puerto Vallarta y asistió al American School, antes de matricularse en la Universidad de Texas para estudiar Biología Molecular, especializándose en el Sistema Circadiano. Actualmente, forma parte del equipo del Laboratorio Panda como Investigador Postdoctoral.

Según el Salk Institute, el reloj biológico incrementa nuestro metabolismo muy temprano cada mañana, dando inicio a importantes funciones fisiológicas que le informan a nuestro cuerpo que ya es hora de comenzar a vivir. El descubrimiento de este nuevo gen y el mecanismo por el cual enciende el reloj biológico cada mañana, quizá pueda ayudar a explicar los secretos genéticos del insomnio, el envejecimiento y algunas enfermedades crónicas como el cáncer, la diabetes, pudiendo eventualmente abrir el camino hacia nuevas terapias para estas enfermedades.

El descubrimiento ha sido publicado en la revista científica Science, y podría tener importantes implicaciones para la gente mayor, cuyos relojes circadianos comienzan a fallar con la edad, causando que muchos sufran de “sueño fragmentado”.

Ahora que los científicos comprenden por qué nos despertamos cada mañana, podrán analizar el papel de JARID1a en los desórdenes del sueño y enfermedades crónicas, utilizándolo posiblemente como objetivo para desarrollar nuevos medicamentos.

Siempre son buenas noticias cuando hay un avance científico como el alcanzado por Luciano, el Dr. Panda y su equipo. Pero cuando es un mexicano, criado en Puerto Vallarta, quien es parte fundamental del descubrimiento, entonces se trata de una excelente noticia, no sólo por el éxito de Luciano, que es impresionante; sino también porque le muestra a todo un país que se puede, que existen caminos para llegar a lo más alto y transformar positivamente a la sociedad.

By Luis Dominguez (pvpulse.com)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *